Guije
De algunas palabras usadas en Cuba, o que han sido usadas en la comunicación local o general por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia las palabras que comienzan con la letra G o la letra H nos referimos a la palabra: Garzón la cual se asigna comonombre del ave llamada por el nombre científico de Ardea alba en la familia de las Garzas (Ardeidae) en el orden (Ciconiiformes). “Garzón lo llama Gundlach (impropiamente llamado Garcilote blanco, dice) y lo describe como especie sedentaria no solamente en Cuba y otras Antillas sino también en la Am. del Norte y en la Meridional. Es ave conocida en las ciénagas y cayos adyacentes a Cuba. donde anida para dispersarse sobre las lagunas, orillas de los ríos, campos recién cultivados y cañaverales recién cortados, donde busca y halla su comida, que consiste en pececillos, insectos, crustáceos, moluscos, pequeños reptiles y otros animalitos. Se le ve junto a otras especies de esta familia y con las de las familias Plataleida y Tantalidae a que pertenecen la Sevilla y el Coco. A veces se le ve en bandadas de más de cien individuos en lugares casi secos donde encuentra los alimentos que busca, entonces en poca agua. A la puesta del sol suben a lo alto de los árboles, en las orillas de los ríos, lagunas y ciénagas para dormir, y allí acuden también otras especies que le hacen compañía. Su carne no es muy estimada. Se propagan por el mes de Marzo cuando les nacen las plumas larguísimas del lomo que tan buen aspecto les dan. Emprende el vuelo con sucesivos aletazos pausados. Sólo anida el Garzón en los cayos del mar y de las ciénagas, así como en los grandes manglares. En un mismo paraje s encuentran a veces varios nidos, ya que al mismo tiempo anidan en el lugar otras especies de la familia. hacen los nidos con poco esmero, unas veces en las ramas altas y otras en las más bajas. Ponen 2 y 3 huevos, y suelen servirse hasta de nidos usados por otras hembras. -V. Garcilote”…

De algunas palabras usadas en Cuba, o que han sido usadas en la comunicación local o general por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia las palabras que comienzan con la letra G o la letra H nos referimos a la palabra: Garzón la cual se asigna comonombre del ave llamada por el nombre científico de Ardea alba en la familia de las Garzas (Ardeidae) en el orden (Ciconiiformes). “Garzón lo llama Gundlach (impropiamente llamado Garcilote blanco, dice) y lo describe como especie sedentaria no solamente en Cuba y otras Antillas sino también en la Am. del Norte y en la Meridional. Es ave conocida en las ciénagas y cayos adyacentes a Cuba. donde anida para dispersarse sobre las lagunas, orillas de los ríos, campos recién cultivados y cañaverales recién cortados, donde busca y halla su comida, que consiste en pececillos, insectos, crustáceos, moluscos, pequeños reptiles y otros animalitos. Se le ve junto a otras especies de esta familia y con las de las familias Plataleida y Tantalidae a que pertenecen la Sevilla y el Coco. A veces se le ve en bandadas de más de cien individuos en lugares casi secos donde encuentra los alimentos que busca, entonces en poca agua. A la puesta del sol suben a lo alto de los árboles, en las orillas de los ríos, lagunas y ciénagas para dormir, y allí acuden también otras especies que le hacen compañía. Su carne no es muy estimada. Se propagan por el mes de Marzo cuando les nacen las plumas larguísimas del lomo que tan buen aspecto les dan. Emprende el vuelo con sucesivos aletazos pausados. Sólo anida el Garzón en los cayos del mar y de las ciénagas, así como en los grandes manglares. En un mismo paraje s encuentran a veces varios nidos, ya que al mismo tiempo anidan en el lugar otras especies de la familia. hacen los nidos con poco esmero, unas veces en las ramas altas y otras en las más bajas. Ponen 2 y 3 huevos, y suelen servirse hasta de nidos usados por otras hembras. -V. Garcilote”…

De algunas palabras que son usadas, o que han sido usadas, en la comunicación local o general en Cuba o por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia las palabras que comienzan con la letra C o la letra D nos referimos a la palabra: Cayama: “Cita de Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera Volumen I. editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba. Cayama, ep. f. Zool. -Nombre vul­gar de una ave zancuda muy arisca que vive en la isla de Cuba, pero también en algunas partes del Continente. De la familia Tantalidae, género Tantalus, L. está asignada a la especie Tantalus loculator, Linn., pero que la Sagra pa­rece haberla confundido con el Coco. De plumaje blanco, aunque algo ama­rillento, tiene la hijuela, las cobijas y remeras primarias y secundarias, menos las interiores, y los timoneles negros con reflejos verdes y purpúreos; la cabeza y una parte del pescuezo carecen de plumas : la primera tiene un tegumento duro de color córneo opaco y los már­genes amarillos ; pies de azul-índigo, los dedos negros por arriba, algunos escutelos del dedo exterior y del pulgar aplomados, y las membranas interdigi­tales pálido - amarillento - encarnadas. Ojos pardos muy oscuros. Incuba en las Ceibas altas y Júcaros, allá por los meses primeros del año. Se alimenta de pececitos.”…

De algunas palabras que son usadas, o que han sido usadas, en la comunicación local o general en Cuba o por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia las palabras que comienzan con la letra C o la letra D nos referimos a la palabra: Cayama: “Cita de Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera Volumen I. editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba. Cayama, ep. f. Zool. -Nombre vul­gar de una ave zancuda muy arisca que vive en la isla de Cuba, pero también en algunas partes del Continente. De la familia Tantalidae, género Tantalus, L. está asignada a la especie Tantalus loculator, Linn., pero que la Sagra pa­rece haberla confundido con el Coco. De plumaje blanco, aunque algo ama­rillento, tiene la hijuela, las cobijas y remeras primarias y secundarias, menos las interiores, y los timoneles negros con reflejos verdes y purpúreos; la cabeza y una parte del pescuezo carecen de plumas : la primera tiene un tegumento duro de color córneo opaco y los már­genes amarillos ; pies de azul-índigo, los dedos negros por arriba, algunos escutelos del dedo exterior y del pulgar aplomados, y las membranas interdigi­tales pálido - amarillento - encarnadas. Ojos pardos muy oscuros. Incuba en las Ceibas altas y Júcaros, allá por los meses primeros del año. Se alimenta de pececitos.”…

De las palabras usadas en Cuba, o que han sido usadas en la comunicación local o general por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia a la palabra “Alcatraz” o “El Pelícano Pardo (Pelecanus occidentalis) en la familia de los Pelícanos (Pelecanidae) del orden de los Pelícanos y aves afines, o Totipalmados, (Pelecaniformes) en Las Aves (clase Aves) en El Zoológico Electrónico en Damisela: “El Pelícano Pardo como Mascota. Dudoso que un pelícano pardo se pueda considerar como una mascota para una persona del público en general. Estas aves tienen una disposición excelente para desempeñar tal papel. Son los requerimientos que exige esta especie lo que los descalifica como compañeros permanentes de los humanos. Estas son aves marinas de gran tamaño y su alimentación se basa de peces. A no ser que la persona haya perdido el sentido del olfato y este dispuesta a ver su casa destruida por la torpeza, no es recomendable que se adopte uno de estos pelícanos. En los Estados Unidos, antes de que la populación de estas aves declinara en la década de 1960, algunos de estos pelícanos se acercaban a los muelles tal y como lo hacen hoy en día. En ciertos lugares encontraban hostilidad, teniendo que irse o terminar muerto. En otros lugares encontraban una cena de gratis y un lugar seguro donde descansar, entonces se quedaban. En la década de 1950, en los Cayos de la Florida, algunos residentes le ofrecían tanta seguridad que los pelícanos optaban por permanecer todo el año en el patio de la casa - en ciertos casos el océano Atlántico o Golfo de México forman parte de estos patios. Eventualmente algunos pelícanos se volvieron tan mansos que llegaron a ser considerados las mascotas de estas familias. Aunque debemos reconocer que no sabemos de ninguna otra ave que se comporte tan noble como esta. Solo el tamaño con el largo pico es suficiente para asustar a cualquiera. Sin embargo, en los muelles los pescadores lo mismo le regalan las sobras, que les caen a palo. Hemos consultado unos cuantos relatos sobres estas aves y en ninguno de ellos hemos leído que los pelícanos hayan atacado o agredido en alguna forma a nadie. Con respecto a esta inquietud de nuestra parte, hemos preguntado a todas las personas que hemos visto y han tenido cierta relación con los pelícanos. Tanto los que los atienden en los parques zoológicos como en los muelles de pescadores se sorprenden de nunca haberlos visto reaccionar como es debido al trato que ciertas personas les dan. Si sabemos que son un poco pillos y no vacilan en robarse la carnada, pero de ahí no pasa”…

De las palabras usadas en Cuba, o que han sido usadas en la comunicación local o general por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia a la palabra “Alcatraz” o “El Pelícano Pardo (Pelecanus occidentalis) en la familia de los Pelícanos (Pelecanidae) del orden de los Pelícanos y aves afines, o Totipalmados, (Pelecaniformes) en Las Aves (clase Aves) en El Zoológico Electrónico en Damisela: “El Pelícano Pardo como Mascota. Dudoso que un pelícano pardo se pueda considerar como una mascota para una persona del público en general. Estas aves tienen una disposición excelente para desempeñar tal papel. Son los requerimientos que exige esta especie lo que los descalifica como compañeros permanentes de los humanos. Estas son aves marinas de gran tamaño y su alimentación se basa de peces. A no ser que la persona haya perdido el sentido del olfato y este dispuesta a ver su casa destruida por la torpeza, no es recomendable que se adopte uno de estos pelícanos. En los Estados Unidos, antes de que la populación de estas aves declinara en la década de 1960, algunos de estos pelícanos se acercaban a los muelles tal y como lo hacen hoy en día. En ciertos lugares encontraban hostilidad, teniendo que irse o terminar muerto. En otros lugares encontraban una cena de gratis y un lugar seguro donde descansar, entonces se quedaban. En la década de 1950, en los Cayos de la Florida, algunos residentes le ofrecían tanta seguridad que los pelícanos optaban por permanecer todo el año en el patio de la casa - en ciertos casos el océano Atlántico o Golfo de México forman parte de estos patios. Eventualmente algunos pelícanos se volvieron tan mansos que llegaron a ser considerados las mascotas de estas familias. Aunque debemos reconocer que no sabemos de ninguna otra ave que se comporte tan noble como esta. Solo el tamaño con el largo pico es suficiente para asustar a cualquiera. Sin embargo, en los muelles los pescadores lo mismo le regalan las sobras, que les caen a palo. Hemos consultado unos cuantos relatos sobres estas aves y en ninguno de ellos hemos leído que los pelícanos hayan atacado o agredido en alguna forma a nadie. Con respecto a esta inquietud de nuestra parte, hemos preguntado a todas las personas que hemos visto y han tenido cierta relación con los pelícanos. Tanto los que los atienden en los parques zoológicos como en los muelles de pescadores se sorprenden de nunca haberlos visto reaccionar como es debido al trato que ciertas personas les dan. Si sabemos que son un poco pillos y no vacilan en robarse la carnada, pero de ahí no pasa”…

De la revista Carteles editada el 3 de mayo del 1953 en La Habana, Cuba, refiriéndose a los saltos de agua del río Hanabanilla, en la provincia de Las Villas: “Aun a nosotros, que hemos recorrido la isla varias veces, nos faltaba por visitar algo que todos hemos visto en una lámina de las geografías de Cuba, cuando éramos niños. Sabíamos solamente que se trataba de la cascada más alta de nuestro país: el salto del Hanabanilla. Pero hasta este hermoso accidente geográfico de la vida de un río joven y alegre, tiene mal puesto el nombre porque no es una sola, sino que son varias las caídas de agua que hacen de esta etapa accidentada de la vida del río, uno de los parajes más bellos y cautivadores de nuestra patria. Deberían en propiedad llamarse los Saltos del Hanabanilla. Llegar hasta ellos es toda una aventura, no obstante la proximidad del lugar a la ciudad de Cienfuegos. La falta de caminos para adentrarse en este escondido paraje de ensueño, hace casi imposible su disfrute. La carretera, que sale de Cienfuegos, sólo llega hasta un caserío llamado Barajagua. Desde allí hay que lanzarse a lo desconocido. Solamente los jeeps, con bastante dificultad, y los “comandos”, el vehículo más apropiado para la empresa, pueden seguir adelante por caminos que más bien son derriscaderos, enormes surcos o grietas anhelantes en la tierra. Dando tumbos, pero extasiados ante el paisaje, cada vez más vigorosamente estrujado, avanzamos a duras penas por una ruta zigzagueante que va trepando montañas, cruzando corrientes, en medio de una vegetación exuberante. La sensación de estar en pleno corazón de la selva tropical, se va apoderando de nosotros a medida que nos internamos más en la sierra. Las montañas del grupo de Trinidad son el escenario grandioso de la vida de este río joven, en plena adolescencia, que desciende, saltarín y juguetón, de la cima y las laderas de los montes, enriscados y selváticos.”

De la revista Carteles editada el 3 de mayo del 1953 en La Habana, Cuba, refiriéndose a los saltos de agua del río Hanabanilla, en la provincia de Las Villas: “Aun a nosotros, que hemos recorrido la isla varias veces, nos faltaba por visitar algo que todos hemos visto en una lámina de las geografías de Cuba, cuando éramos niños. Sabíamos solamente que se trataba de la cascada más alta de nuestro país: el salto del Hanabanilla. Pero hasta este hermoso accidente geográfico de la vida de un río joven y alegre, tiene mal puesto el nombre porque no es una sola, sino que son varias las caídas de agua que hacen de esta etapa accidentada de la vida del río, uno de los parajes más bellos y cautivadores de nuestra patria. Deberían en propiedad llamarse los Saltos del Hanabanilla. Llegar hasta ellos es toda una aventura, no obstante la proximidad del lugar a la ciudad de Cienfuegos. La falta de caminos para adentrarse en este escondido paraje de ensueño, hace casi imposible su disfrute. La carretera, que sale de Cienfuegos, sólo llega hasta un caserío llamado Barajagua. Desde allí hay que lanzarse a lo desconocido. Solamente los jeeps, con bastante dificultad, y los “comandos”, el vehículo más apropiado para la empresa, pueden seguir adelante por caminos que más bien son derriscaderos, enormes surcos o grietas anhelantes en la tierra. Dando tumbos, pero extasiados ante el paisaje, cada vez más vigorosamente estrujado, avanzamos a duras penas por una ruta zigzagueante que va trepando montañas, cruzando corrientes, en medio de una vegetación exuberante. La sensación de estar en pleno corazón de la selva tropical, se va apoderando de nosotros a medida que nos internamos más en la sierra. Las montañas del grupo de Trinidad son el escenario grandioso de la vida de este río joven, en plena adolescencia, que desciende, saltarín y juguetón, de la cima y las laderas de los montes, enriscados y selváticos.”

“Es una real ceiba la que ha merecido el honor de ser llamada con el encomiástico calificativo de Arbol de la Paz. Forma parte este árbol de los monumentos que Madre Natura conserva en el suelo de la Perla de las Antillas, tal vez como símbolo sagrado para las generaciones presentes y venideras, a fin dé que con su lozanía y frondosidad, con la majestuosidad del conjunto y el nombre que se le aplica -sea un eterno “memento” que les indique que siempre bajo el signo de la Paz hay prosperidad, alegría y progreso.” De los ensayos en “Cosas de mi tierra” en Guije.com, como fueron presentados en la obra de Alberto Boix Comas “Así es Cuba” aparentemente editada a principios de la década de 1950, reproducimos un resumen del ensayo: “Cuba y el Arbol de la Paz”: “Para contemplar este monumento de cubanísimos recuerdos hay que trasladarse a la ciudad de Santiago de Cuba en el extremo oriental de la Isla y siguiendo por la amplia y bien cuidada carretera se llega hasta el pie de la Loma de San Juan, mudo testigo de épicas contiendas, y allí el visitante se enfrenta con una ceiba rica y llena de vida celosamente guardada por la solemnidad de la muda elocuencia de cinco cañones de artillería y trescientos fusiles que forman la tupida verja circular que la rodea”…
“Para la Historia de Cuba tiene este Arbol de la Paz la trascendental y significativa importancia de que fue allí bajo sus tupidas ramas y teniendo por dosel la inmensidad de un cielo tropical brillante y transparente y por pedestal la granítica mole de la Sierra Maestra donde el general William R. Shafter, Jefe de las fuerzas americanas de ocupación y el general José Toral, Jefe de las fuerzas españolas de Santiago de Cuba, por sustitución obligada del general Linares que había sido herido, firmaron el Armisticio, el día 17 de julio de 1898 por el que se ponía fin, en prima fase, a la dominación española en América ya que posteriormente quedó oficialmente ratificada ante el mundo entero a través del “Tratado de París” el día 10 de diciembre del mismo año y por el que se ponía no sólo fin a la guerra y en su virtud España abandonaba la soberanía en la Isla de Cuba sí que también acababa la dominación española en las Américas, mientras se arriaba en el Morro de La Habana la bandera roja y gualda después de cuatro siglos de interrumpido imperio para dar paso a la de la Estrella Solitaria que desde el 20 de mayo de 1902 flamea libre y altanera, saludada, respetada y querida y con el reconocimiento mundial de ser la expresión simbólica de una nación más, en el consorcio de los pueblos del mundo civilizada libres y soberanos”…

“Es una real ceiba la que ha merecido el honor de ser llamada con el encomiástico calificativo de Arbol de la Paz. Forma parte este árbol de los monumentos que Madre Natura conserva en el suelo de la Perla de las Antillas, tal vez como símbolo sagrado para las generaciones presentes y venideras, a fin dé que con su lozanía y frondosidad, con la majestuosidad del conjunto y el nombre que se le aplica -sea un eterno “memento” que les indique que siempre bajo el signo de la Paz hay prosperidad, alegría y progreso.” De los ensayos en “Cosas de mi tierra” en Guije.com, como fueron presentados en la obra de Alberto Boix Comas “Así es Cuba” aparentemente editada a principios de la década de 1950, reproducimos un resumen del ensayo: “Cuba y el Arbol de la Paz”: “Para contemplar este monumento de cubanísimos recuerdos hay que trasladarse a la ciudad de Santiago de Cuba en el extremo oriental de la Isla y siguiendo por la amplia y bien cuidada carretera se llega hasta el pie de la Loma de San Juan, mudo testigo de épicas contiendas, y allí el visitante se enfrenta con una ceiba rica y llena de vida celosamente guardada por la solemnidad de la muda elocuencia de cinco cañones de artillería y trescientos fusiles que forman la tupida verja circular que la rodea”…

“Para la Historia de Cuba tiene este Arbol de la Paz la trascendental y significativa importancia de que fue allí bajo sus tupidas ramas y teniendo por dosel la inmensidad de un cielo tropical brillante y transparente y por pedestal la granítica mole de la Sierra Maestra donde el general William R. Shafter, Jefe de las fuerzas americanas de ocupación y el general José Toral, Jefe de las fuerzas españolas de Santiago de Cuba, por sustitución obligada del general Linares que había sido herido, firmaron el Armisticio, el día 17 de julio de 1898 por el que se ponía fin, en prima fase, a la dominación española en América ya que posteriormente quedó oficialmente ratificada ante el mundo entero a través del “Tratado de París” el día 10 de diciembre del mismo año y por el que se ponía no sólo fin a la guerra y en su virtud España abandonaba la soberanía en la Isla de Cuba sí que también acababa la dominación española en las Américas, mientras se arriaba en el Morro de La Habana la bandera roja y gualda después de cuatro siglos de interrumpido imperio para dar paso a la de la Estrella Solitaria que desde el 20 de mayo de 1902 flamea libre y altanera, saludada, respetada y querida y con el reconocimiento mundial de ser la expresión simbólica de una nación más, en el consorcio de los pueblos del mundo civilizada libres y soberanos”…

Los países de Europa en el mundo de hace cien años en el álbum Alrededor del Mundo en las Postalitas Cubana presentado en Guije.com: “La Holanda, Países Bajos o Neerlandia está limitada al N. y O. por el Mar del Norte; al S. por Bélgica; al E. por Alemania. En la antigüedad el Sur de los Países Bajos actuales formaba parte de la Galia, y el N. de la Germania: los Batavos, en la primera, y los Frisones, en la segunda, eran los pueblos principales. Los romanos sometieron esta comarca, que les opuso una tenaz resistencia, y en seguida fue subyugada por los francos, a quienes escapó bajo los sucesores de Carlos Magno. Entonces fue dividida entre muchos jefes que se hicieron independientes. Estos diversos países permanecieron así hasta el Siglo XV, en que fueron reunidos a la casa de Borgoña, de donde pasaron, en 1477, a la casa de Austria, y después por Carlos V. al de España. El gobierno despótico de Felipe II y sus persecuciones religiosas provocaron una serie de sublevaciones y guerras que terminaron por independizarse de España, uniéndose primero cinco provincias y más tarde, por medio del tratado de Utrecht, en 1579, se unieron las siete, en República, bajo el nombre de República de las siete provincias unidas. La Francia se apoderó de las Provincias Unidas en 1795. Napoleón I erigió este país en reino (1807) y le dio por rey a su hermano Luis; pero tres años después incorporó el nuevo reino de Holanda al imperio de Francia. En 1814 los franceses perdieron la Holanda, se la reunió la Bélgica, y esos dos Estados formaron reunidos el Reino de los Países Bajos. La insurrección de los belgas, en 1830, redujo la Holanda a casi sus antiguas posesiones; pero su soberano ha conservado el título de rey de los Países Bajos. La capital de Holanda es La Haya, con 300 mil habitantes, es una ciudad hermosísima, residencia de la corte y punto de reunión de las asambleas nacionales. En ella se reúne el Tribunal Internacional de Arbitraje. La más comercial y más populosa del reino es Amsterdam, con más de 556 mil habitantes, construida sobre canales, se la llama la Venecia del Norte, puerto importantísimo sobre el Zuiderzee. Son notables también, Breda, célebre por el Compromiso que firmaron en ella los holandeses que estaban en guerra contra el rey de España, Felipe II, y por haber dado tema a Velázquez para su admirable cuadro “La rendición de Breda” o conocido vulgarmente por “el cuadro de las lanzas” uno de sus más celebres. Utrecht, con 85 mil habitantes, célebre por el tratado que dio fin a la guerra de Sucesión de España en 1713. También es muy notable la Playa de Schewening, bellísimo y elegante lugar de temporada.”…

Los países de Europa en el mundo de hace cien años en el álbum Alrededor del Mundo en las Postalitas Cubana presentado en Guije.com: “La Holanda, Países Bajos o Neerlandia está limitada al N. y O. por el Mar del Norte; al S. por Bélgica; al E. por Alemania. En la antigüedad el Sur de los Países Bajos actuales formaba parte de la Galia, y el N. de la Germania: los Batavos, en la primera, y los Frisones, en la segunda, eran los pueblos principales. Los romanos sometieron esta comarca, que les opuso una tenaz resistencia, y en seguida fue subyugada por los francos, a quienes escapó bajo los sucesores de Carlos Magno. Entonces fue dividida entre muchos jefes que se hicieron independientes. Estos diversos países permanecieron así hasta el Siglo XV, en que fueron reunidos a la casa de Borgoña, de donde pasaron, en 1477, a la casa de Austria, y después por Carlos V. al de España. El gobierno despótico de Felipe II y sus persecuciones religiosas provocaron una serie de sublevaciones y guerras que terminaron por independizarse de España, uniéndose primero cinco provincias y más tarde, por medio del tratado de Utrecht, en 1579, se unieron las siete, en República, bajo el nombre de República de las siete provincias unidas. La Francia se apoderó de las Provincias Unidas en 1795. Napoleón I erigió este país en reino (1807) y le dio por rey a su hermano Luis; pero tres años después incorporó el nuevo reino de Holanda al imperio de Francia. En 1814 los franceses perdieron la Holanda, se la reunió la Bélgica, y esos dos Estados formaron reunidos el Reino de los Países Bajos. La insurrección de los belgas, en 1830, redujo la Holanda a casi sus antiguas posesiones; pero su soberano ha conservado el título de rey de los Países Bajos. La capital de Holanda es La Haya, con 300 mil habitantes, es una ciudad hermosísima, residencia de la corte y punto de reunión de las asambleas nacionales. En ella se reúne el Tribunal Internacional de Arbitraje. La más comercial y más populosa del reino es Amsterdam, con más de 556 mil habitantes, construida sobre canales, se la llama la Venecia del Norte, puerto importantísimo sobre el Zuiderzee. Son notables también, Breda, célebre por el Compromiso que firmaron en ella los holandeses que estaban en guerra contra el rey de España, Felipe II, y por haber dado tema a Velázquez para su admirable cuadro “La rendición de Breda” o conocido vulgarmente por “el cuadro de las lanzas” uno de sus más celebres. Utrecht, con 85 mil habitantes, célebre por el tratado que dio fin a la guerra de Sucesión de España en 1713. También es muy notable la Playa de Schewening, bellísimo y elegante lugar de temporada.”…

Recetas de la preparación del arroz como complemento o parte integral de la Cocina Cubana en la sección de los Arroces y Pastas en “Cocina al minuto” por Nitza Villapol y Martha Martínez editado en 1956 en La Habana, Cuba: “Arroz con Pollo: “Haga un caldo con los menudos del pollo. Corte los pollos en cuartos y adóbelos de antemano con ajo machacado y naranja agria. Caliente el aceite y dore los pollos, añada la cebolla bien picadita, el ají picadito, salsa de tomate, una lata de pimientos molidos con su líquido, el líquido de los petit pois y de los espárragos, sal, pimienta, hoja de laurel, Ac’cent, el azafrán para colorear, vino seco, caldo y agua. Lave y remoje el arroz. Cuando el pollo esté medio cocinado, añada el arroz. Déjelo a fuego lento hasta que el grano esté abierto y blando. Añada los petit pois, y adórnelo con pimientos, espárragos, petit pois y huevos duros.” - Continuando con otra de las recetas: “Arroz con Pollo a la Jardinera: “Separe la masa del pollo de los huesos. Haga con los huesos y menudos el caldo. Caliente el aceite, sofría el pollo, la cebolla, ají y ajo, todo picadito. Añádale la sal, pimienta, tomate, vino seco, vinagre, caldo, vegetales y arroz. Déjelo a fuego vivo hasta que rompa el hervor, y luego a fuego mediano tapado durante 30 minutos aproximadamente.
Otras de las recetas de las pastas en el libro Cocina al minuto: “Gnocchi: “Cocine las papas y redúzcalas a puré. Añádale las yemas, queso, harina y sal. Amáselo ligeramente. Tome la masa por porciones pequeñas y estírela como un rollito de un dedo de grueso. Corte la masa en pedacitos de unas dos pulgadas de largo. Aplaste ligeramente los extremos con un tenedor. Cocínelos aproximadamente 10 minutos en agua hirviendo con sal. Deben sacarse del agua en cuanto lleguen a la superficie. Sírvalos con salsa de tomate y queso parmesano. La cantidad de harina es variable ya que algunos tipos de papa necesitan más cantidad de harina que otros para dar una masa consistente”. - Otra receta en esta sección del libro Cocina al minuto: “Macarrones con Carne: Después de la lista de los ingredientes nos describe la preparación de la siguiente forma: Caliente el aceite y sofría en él los dientes de ajo machacados, cebolla picadita y ají. Añada la carne y cuando esté ligeramente cocinada agregue el vino seco, salsa de tomate, sal, Ac’cent, pimienta, orégano y laurel. Déjelo a fuego lento bien tapado durante 15 minutos. Cocine los macarrones en el agua hirviendo con sal. Quite la hoja de laurel a la carne. En un molde Pyrex engrasado con mantequilla, ponga una capa de macarrones, otra de carne y otra de queso rallado. Cúbralo con otra capa de macarrones y repita la capa de carne y queso. Hornéelo a 350°F. durante 25 minutos aproximadamente”. En la sección de las Pastas de la Cocina Cubana se hacen referencias a varias recetas más de los macarrones y macarroni en este libro de cocina y otras referencias.

Recetas de la preparación del arroz como complemento o parte integral de la Cocina Cubana en la sección de los Arroces y Pastas en “Cocina al minuto” por Nitza Villapol y Martha Martínez editado en 1956 en La Habana, Cuba: “Arroz con Pollo: “Haga un caldo con los menudos del pollo. Corte los pollos en cuartos y adóbelos de antemano con ajo machacado y naranja agria. Caliente el aceite y dore los pollos, añada la cebolla bien picadita, el ají picadito, salsa de tomate, una lata de pimientos molidos con su líquido, el líquido de los petit pois y de los espárragos, sal, pimienta, hoja de laurel, Ac’cent, el azafrán para colorear, vino seco, caldo y agua. Lave y remoje el arroz. Cuando el pollo esté medio cocinado, añada el arroz. Déjelo a fuego lento hasta que el grano esté abierto y blando. Añada los petit pois, y adórnelo con pimientos, espárragos, petit pois y huevos duros.” - Continuando con otra de las recetas: “Arroz con Pollo a la Jardinera: “Separe la masa del pollo de los huesos. Haga con los huesos y menudos el caldo. Caliente el aceite, sofría el pollo, la cebolla, ají y ajo, todo picadito. Añádale la sal, pimienta, tomate, vino seco, vinagre, caldo, vegetales y arroz. Déjelo a fuego vivo hasta que rompa el hervor, y luego a fuego mediano tapado durante 30 minutos aproximadamente.

Otras de las recetas de las pastas en el libro Cocina al minuto: “Gnocchi: “Cocine las papas y redúzcalas a puré. Añádale las yemas, queso, harina y sal. Amáselo ligeramente. Tome la masa por porciones pequeñas y estírela como un rollito de un dedo de grueso. Corte la masa en pedacitos de unas dos pulgadas de largo. Aplaste ligeramente los extremos con un tenedor. Cocínelos aproximadamente 10 minutos en agua hirviendo con sal. Deben sacarse del agua en cuanto lleguen a la superficie. Sírvalos con salsa de tomate y queso parmesano. La cantidad de harina es variable ya que algunos tipos de papa necesitan más cantidad de harina que otros para dar una masa consistente”. - Otra receta en esta sección del libro Cocina al minuto: “Macarrones con Carne: Después de la lista de los ingredientes nos describe la preparación de la siguiente forma: Caliente el aceite y sofría en él los dientes de ajo machacados, cebolla picadita y ají. Añada la carne y cuando esté ligeramente cocinada agregue el vino seco, salsa de tomate, sal, Ac’cent, pimienta, orégano y laurel. Déjelo a fuego lento bien tapado durante 15 minutos. Cocine los macarrones en el agua hirviendo con sal. Quite la hoja de laurel a la carne. En un molde Pyrex engrasado con mantequilla, ponga una capa de macarrones, otra de carne y otra de queso rallado. Cúbralo con otra capa de macarrones y repita la capa de carne y queso. Hornéelo a 350°F. durante 25 minutos aproximadamente”. En la sección de las Pastas de la Cocina Cubana se hacen referencias a varias recetas más de los macarrones y macarroni en este libro de cocina y otras referencias.

Datos de Cuba y el Capitolio, sede del Poder Legislativo en “Así es Cuba” acompañado de páginas de fotos del Capitolio Nacional de Cuba en La Habana: El Capitolio Nacional demostrando fotos del exterior del edificio, Alegoría de Cuba y Salón dedicado a José Martí, Apóstol de Cuba. Antes de continuar unos - “Uno de los edificios que más imponen al que visita a La Habana, debido a su prestancia y a su grandiosidad, es sin duda alguna el que es residencia del “Poder Legislativo Nacional” y que como producto de una encuesta popular recibió el nombre de Capitolio. Estos terrenos miden un total de 43,418.0 metros cuadrados que se repartieron de la manera siguiente: 13,483.0 metros cuadrados que ocupa el área de la armazón del edificio; 26,391.70 metros cuadrados que se dedicaron a parques y jardines y los 3,543.0 metros cuadrados restantes que se dedicaron a ampliar las calles y aceras contiguas al edificio.” De los links a las páginas de fotos: El Brillante del Capitolio, Salón de los Pasos Perdidos y otras. De los datos en “Cuba y el Capitolio, sede del Poder Legislativo” - “Enfrentándose con su fachada principal se ve que la integran: un cuerpo central al que se entra, subiendo una monumental escalinata de estructura de concreto reforzado y revestimiento de granito que mide 35.90 metros de ancho por 27.43 metros de largo; consta de 55 pasos interrumpidos por mesetas, con guarderas robustas y escalonadas que se ven coronadas por dos grupos escultóricos de bronce, de 6.50 metros de alto, obras del gran escultor italiano Angelo Zanelli y que representan a “La Virtud Tutelar del Pueblo” una y la otra “El Trabajo”.”…

Datos de Cuba y el Capitolio, sede del Poder Legislativo en “Así es Cuba” acompañado de páginas de fotos del Capitolio Nacional de Cuba en La Habana: El Capitolio Nacional demostrando fotos del exterior del edificio, Alegoría de Cuba y Salón dedicado a José Martí, Apóstol de Cuba. Antes de continuar unos - “Uno de los edificios que más imponen al que visita a La Habana, debido a su prestancia y a su grandiosidad, es sin duda alguna el que es residencia del “Poder Legislativo Nacional” y que como producto de una encuesta popular recibió el nombre de Capitolio. Estos terrenos miden un total de 43,418.0 metros cuadrados que se repartieron de la manera siguiente: 13,483.0 metros cuadrados que ocupa el área de la armazón del edificio; 26,391.70 metros cuadrados que se dedicaron a parques y jardines y los 3,543.0 metros cuadrados restantes que se dedicaron a ampliar las calles y aceras contiguas al edificio.” De los links a las páginas de fotos: El Brillante del Capitolio, Salón de los Pasos Perdidos y otras. De los datos en “Cuba y el Capitolio, sede del Poder Legislativo” - “Enfrentándose con su fachada principal se ve que la integran: un cuerpo central al que se entra, subiendo una monumental escalinata de estructura de concreto reforzado y revestimiento de granito que mide 35.90 metros de ancho por 27.43 metros de largo; consta de 55 pasos interrumpidos por mesetas, con guarderas robustas y escalonadas que se ven coronadas por dos grupos escultóricos de bronce, de 6.50 metros de alto, obras del gran escultor italiano Angelo Zanelli y que representan a “La Virtud Tutelar del Pueblo” una y la otra “El Trabajo”.”…

La iglesia del Santo Angel Custodio de acuerdo a la Guía Provincial de La Habana, Editorial Panamericana, 1944: Tiene la gloria esta parroquia, de haber recibido en él las aguas bautismales en fecha 12 de febrero de 1853, el Apóstol Martí. El Obispo Compostela erigió a sus expensas en el año 1690, en los alrededores de la loma de Peña Pobre (actual loma del Angel), una ermita que edificó al Santo Angel Custodio. Averiado el templo por el ciclón de 1844, el Obispo Fray Jacinto María Martínez lo reconstruyó, inaugurándose el 16 de octubre de 1870. Arreglos posteriores han hecho del templo de esta parroquia dentro de cuyos límites está el Palacio Arzobispal con su capilla dedicada a Cristo Pobre, un bello edificio.”

La iglesia del Santo Angel Custodio de acuerdo a la Guía Provincial de La Habana, Editorial Panamericana, 1944: Tiene la gloria esta parroquia, de haber recibido en él las aguas bautismales en fecha 12 de febrero de 1853, el Apóstol Martí. El Obispo Compostela erigió a sus expensas en el año 1690, en los alrededores de la loma de Peña Pobre (actual loma del Angel), una ermita que edificó al Santo Angel Custodio. Averiado el templo por el ciclón de 1844, el Obispo Fray Jacinto María Martínez lo reconstruyó, inaugurándose el 16 de octubre de 1870. Arreglos posteriores han hecho del templo de esta parroquia dentro de cuyos límites está el Palacio Arzobispal con su capilla dedicada a Cristo Pobre, un bello edificio.”

De la cultura y la música cubana en el folleto “Folklorismo” por Eduardo Sánchez de Fuentes editado en 1928 por Imprenta “Molina y Compañía”, Ricla, Num 55-57 en La Habana, Cuba y presentado en “Cosas de mi tierra” en Guije.com, “Pedro Blanco”, “El maestro Marín Varona”  y “Apéndice”. “En la visita que hace muy pocos días hicimos al venerable músico español, al inmortal autor de La Dolores y La Verbena de la Paloma, don Tomás Bretón, tuvimos el placer de escuchar de labios del maestro los más grandes elogios acerca del talento de Pedro Blanco, cuyo nombre, ya conocido, recorrerá de hoy en lo adelante el universo artístico, dando prez y fama a la nación española. Blanco es el compositor de estos tiempos que más se acerca a Albéniz; Blanco, en mi concepto, es grande porque es genial y es sabio; y si alguna duda os ofrecieran mis palabras, ahí están las del glorioso autor de Los Amantes de Teruel, con las que hago punto final en estas despeinadas cuartillas que mi devoción al malogrado compositor me han inspirado: “Blanco -nos ha dicho el maestro Bretón- honraba a España en Portugal.” “Elegido Presidente de la Sección de Música de la Academia Nacional de Artes y Letras, su paso por tan serio organismo dejó imborrables recuerdos en el ánimo de sus compañeros; que fue Marín Varona en estos últimos tiempos uno de los más gloriosos exponentes de nuestro pequeño mundo musical, que amó a su arte tanto como a su patria, a la que supo brindar días de gloria con el merecido éxito de sus composiciones, tendientes casi todas a mantener gallardamente el folklorismo de nuestra música nacional.”

De la cultura y la música cubana en el folleto “Folklorismo” por Eduardo Sánchez de Fuentes editado en 1928 por Imprenta “Molina y Compañía”, Ricla, Num 55-57 en La Habana, Cuba y presentado en “Cosas de mi tierra” en Guije.com, “Pedro Blanco”, “El maestro Marín Varona” y “Apéndice”. “En la visita que hace muy pocos días hicimos al venerable músico español, al inmortal autor de La Dolores y La Verbena de la Paloma, don Tomás Bretón, tuvimos el placer de escuchar de labios del maestro los más grandes elogios acerca del talento de Pedro Blanco, cuyo nombre, ya conocido, recorrerá de hoy en lo adelante el universo artístico, dando prez y fama a la nación española. Blanco es el compositor de estos tiempos que más se acerca a Albéniz; Blanco, en mi concepto, es grande porque es genial y es sabio; y si alguna duda os ofrecieran mis palabras, ahí están las del glorioso autor de Los Amantes de Teruel, con las que hago punto final en estas despeinadas cuartillas que mi devoción al malogrado compositor me han inspirado: “Blanco -nos ha dicho el maestro Bretón- honraba a España en Portugal.” “Elegido Presidente de la Sección de Música de la Academia Nacional de Artes y Letras, su paso por tan serio organismo dejó imborrables recuerdos en el ánimo de sus compañeros; que fue Marín Varona en estos últimos tiempos uno de los más gloriosos exponentes de nuestro pequeño mundo musical, que amó a su arte tanto como a su patria, a la que supo brindar días de gloria con el merecido éxito de sus composiciones, tendientes casi todas a mantener gallardamente el folklorismo de nuestra música nacional.”